Una capilla de diseño escultórico

0
698

El despacho de diseño arquitectónico Stey Studio terminó de manera reciente un interesante proyecto que en definitiva redefine la forma en que se plantean las capillas. La capilla Bosjes cuenta con un diseño distintivo que por sus elementos logra captar la atención y sobresalir entre proyectos de este tipo.

La capilla está ubicada en Sudáfrica, en una región montañosa en donde el desarrollo urbano es mínimo. La idea detrás del diseño del recinto religioso era el de crear un espacio para la reflexión y meditación, en donde la pureza en forma y color aportaran la armonía necesaria para dichas prácticas.

Uno de los elementos más importantes del diseño es el techo ondulante que se presenta como elemento escultórico. Las curvas que se aprecian en la techumbre emulan la silueta de las montañas de la zona. Mediante esta técnica los arquitectos fusionan la arquitectura con el entorno, pues es mediante esta interpretación que el recinto encaja con el contexto en el que se encuentra. Para la construcción del techo se hizo uso de concreto ligero en color blanco.

En el interior la capilla cuenta con una sencilla planta rectangular, en donde los elementos estructurales quedan ocultos para tener una planta limpia y abierta, en donde no existen divisiones algunas. Las fachadas del recinto son de cristal, en donde se aprovechan las vistas hacia los campos y viñedos. La capilla está rodeada de espejos de agua, creando así un aspecto más dramático gracias al juego de reflejos que se crea.