Estudiantes suecos desarrollan impresora 3D de bajo costo

0
286
Foto vía ArchDaily

Alumnos de la Universidad de Umea en Suecia han creado un nuevo modelo de impresora 3D, la cual rompe con los estándares de las ya existentes. Además de tener un funcionamiento diferente al resto de este tipo de impresoras, esta nueva opción es de bajo costo. Lo anterior haciendo posible que sea accesible para un mayor número de personas.

El sistema es innovador, ya que a diferencia de las impresoras 3D tradicionales, este modelo funciona estando suspendido ya sea de paredes o del techo. De dicha modalidad proviene el nombre del proyecto que se denomida Hangprinter, al funcionar estando suspendida de las superficies se genera una flexibilidad en los diseños que le es posible imprimir.

Foto vía ArchDaily

La idea de la creación de esta nueva tecnología surgió a raíz de la realización de un concurso de innovación en donde uno de los alumnos de la Universidad de Umea quería desarrollar una impresora que pudiera crear modelos de gran altura y que además fuera de bajo costo, pues los precios de mercado actuales son muy altos. Fue de esta forma que se le ocurrió crear una impresora que no estuviera fijada por un marco y que por el contrario pudiera funcionar al suspenderse de cualquier superficie estable.

Hasta ahora el modelo ha tenido la capacidad de imprimir modelos de hasta 3 metros, suspendiéndose del techo. La única restricción que existe para la impresión es la altura de la cual el artefacto se suspende, por lo que se pretende que se creen modelos de mayor altura.

Foto vía ArchDaily

Por el momento el modelo continúa en su etapa de prototipo, sin embargo después de una serie de pruebas se procederá a patentar el concepto para que de esta manera pueda llegar a ser comercializado, ya que en definitiva es un aparto de bajo costo que podría ser adquirido por más consumidores al estimarse que tendría un costo de tan sólo 200 euros.