Renovando espacios: de central telefónica a lujoso hotel

0
217
vía DesignBoom

Dentro de la arquitectura, una de las labores recurrentes son los trabajos de restauración y preservación, en donde son edificios históricos los protagonistas de dichas intervenciones. Cada vez es más común observar como edificios antiguos son renovados para cambiar su función y revitalizarse, tal es el caso de dos edificios localizados en el centro de Ámsterdam que de manera reciente fueron transformados en un lujoso hotel de la cadena W que se ha convertido en uno de los más populares de la ciudad.

Los dueños de la cadena de hoteles buscaban restaurar los importantes edificios históricos, mediante la realización de un cambio de función que lograra revitalizar el epicentro de la ciudad. Fue en base a lo anterior  que se  convocó a importantes firmas arquitectónicas, entre las cuales Baranowitz Kronenberg fue seleccionada para la realización de este proyecto.

w-amsterdam-hotel-winhov-baranowitz-kronenberg-designboom-041-818x545
vía DesignBoom

Los arquitectos se dieron a la tarea de investigar más acerca de los sitios históricos que serían intervenidos y fue mediante esto que se tomaron algunas de las decisiones más importantes en cuanto a la decoración de interiores se refiere. Se eligieron detalles importantes que sirvieron como recordatorio de las funciones anteriores del edificio para preservar su valor histórico.

Uno de los edificios anteriormente funcionaba como centro telefónico y fue transformado como recinto principal del hotel, contando con un total de 172 habitaciones de las cuales 10 son suites de gran tamaño y lujo. Dentro de este edificio la decoración alude a la telefonía y es por esto que se utilizaron grandes cantidades de tubos de cobre como principal motivo de ornamentación.

Vía DesignBoom
Vía DesignBoom

El otro de los edificios que anteriormente fungía como banco, ahora alberga 66 habitaciones y áreas de socialización dentro del hotel. Para la renovación de este edificio se respetó su estilo clásico y la mayor parte de las intervenciones se dieron en torno a la renovación de interiores, creando un ambiente cálido y agradable para los huéspedes que lleguen al hotel.

El hotel además destaca por su oferta en restaurantes y cafés, los cuales cuentan con diferentes estilos que aportan personalidad al hotel y que también hacen un llamado a las tradiciones estilísticas que rodean a la característica ciudad holandesa.